domingo, 4 de diciembre de 2022

La importancia de la herencia del atado y bien atado


 

Cuando hablamos de los partidos políticos que controlan los instrumentos del aparato del Estado, no nos vale la teoría del “menosmalismo” que nos puede empujar a apoyar y dar nuestro refrendo al que consideremos como el menos malo en la toma de decisiones políticas y sociales. En la política local, regional y estatal, a veces sucede que en ocasiones gobiernan los que se consideran progresistas y en otros casos, los calificados como conservadores. Sin embargo, la experiencia nos dice que no hay distingos entre «progres» y «conservadores», son y forman parte de las mismas estructuras.

Los políticos progres o conservadores no van a parir cambios trascendentales con las políticas que ejecuten. En el caso de la política local, las leyes y normativas que regulan la administración local, imponen enormes limitaciones en competencias legales y económicas de tal modo que las medidas que se toman puedan tener pocos efectos en el terreno de las desigualdades sociales y territoriales, así como alterar el estado de los explotados y oprimidos.

En el Estado español la herencia del «atado y bien atado» es tan fuerte y tan poderosa que el lema del «sí se puede» en este marco político-legal no es más que una falsa ilusión. En todo caso, hay la plena seguridad de que los políticos progres y conservadores no van a llevar a cabo transgresiones legales que rompan o modifiquen lo más mínimo las estructuras del sistema, pues esto implicaría recibir un castigo penal importante, al que no están dispuestos.

Nuestro objetivo político debe estar centrado en el trabajo de organización y agrupación de fuerzas, en luchar por conseguir una plena autonomía política, local y regional, con capacidad de decisión en los asuntos y problemas que nos afectan, a la vez que avanzar en la unidad con otras fuerzas políticas y sociales del resto de los territorios del estado español interesadas en la superación de la Monarquía como garante de la dictadura del capital y de las relaciones sociales de producción.

sábado, 3 de diciembre de 2022

En apoyo a la Coordinadora Antiprivatización Sanidad Pública (CAS) y su defensa de una Sanidad Pública y Universal

 


Desde UED-PSLF nos identificamos en todos sus términos con las manifestaciones realizadas por la (CAS) Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad Pública en relación a lo que viene sucediendo con la (ILP) Iniciativa Legislativa Popular para la recuperación de la sanidad pública.

Así, en una reciente comunicado del día 2 de diciembre, titulado” Sobre el papel de la izquierda en la ILP para la Recuperación del Sistema Nacional de Salud”, la CAS informa que ninguna de las direcciones de las organizaciones políticas en el Congreso de los Diputados, ni de sindicatos como CCOO y UGT, así como directivas de asociaciones corporativas de medicina y enfermería, y de otros colectivos, plataformas y mareas que dicen defender la sanidad han apoyado la defensa de la Iniciativa Legislativa Popular en los diferentes territorios del estado español, si bien quieren destacar que han tenido colaboración de personas a título individual pertenecientes a estas organizaciones políticas, sociales y civiles.

En este orden de cosas, tenemos que decir que UNAEXTREMADURADIGNA (UED-PSLF), estuvo desde el primer día al pie del cañón colaborando con compañeros de colectivos pensionistas y de la CNT de Badajoz en la difusión y en la recogida de firmas de apoyo a la ILP en diferentes localidades como Badajoz, Mérida, Almendralejo, Don Benito, Villanueva, Cáceres y Villafranca de los Barros. Por supuesto que nos consta que otras muchas personas también estuvieron recogiendo firmas en estas y otras localidades extremeñas a título individual o pertenecientes a otros colectivos.

Esta iniciativa para la recuperación del sistema sanitario público en el estado español se basaba en 5 puntos:

  1. Atención sanitaria para todas las personas, universal.
  2. Derogación de las leyes privatizadoras y recuperación de los centros privatizados.
  3. Creación de un sistema público de farmacia y productos sanitarios.
  4. Recuperación y reforzamiento de la atención primaria, dotándola del 25 % del gasto.
  5. Atención sanitaria de los centros de mayores en manos del sector público.

 

La CAS señala textualmente en su comunicado: “Por tanto, tenemos que denunciar que todos aquellos grupos, que englobados en la “izquierda institucional”, han maniobrado para impedir que la ILP se difundiera, para evitar que en un año en el que comienza el circo electoral, PSOE y Unidas Podemos tuvieran que retratarse en el Congreso votando en contra de propuestas, que mientras estuvieron en la oposición prometían aprobar cuando gobernaran.

Sin embargo, todos estos grupos políticos reaparecen ahora en el momento preelectoral con los reclamos de “la sanidad no se vende, se defiende”. Lo que sí persigue la “izquierda del capital”, es ocultar que la desastrosa situación sanitaria es simplemente el resultado de la aplicación durante estas décadas pasadas de las leyes estatales que ellos están manteniendo, aunque contaban y cuentan con la mayoría parlamentaria para echarlas abajo.

La voladura controlada del Sistema Nacional de Salud no permitirá “oasis” sanitarios, ya que afectará a todas las Comunidades Autónomas. La estrategia de desmantelamiento de los llamados “servicios públicos” alcanzará todos los territorios y todos los sectores, acelerándose cada vez más con las medidas que el Estado está tomando, y aun reforzará mucho más con la agudización de la crisis energética y eco-social.

Así, mientras el sistema sanitario se hunde, las ambulancias salen sin médico, falla el transporte sanitario, se desmantelan los servicios de urgencias, la Atención Primaria se colapsa, las listas de espera se disparan, la masacre de las residencias continua impune con los mayores que sobrevivieron de nuevo olvidados, y la sobremortalidad sigue sin merecer una explicación por parte del Gobierno, todos los partidos sin excepción han cerrado filas, y nos han metido en una guerra, que no es nuestra, y anuncian en los presupuestos para 2023, 48.833 millones de euros (casi el 4% del PIB), más de la mitad del gasto sanitario público, no para rescatar la sanidad, sino para alimentar un nuevo ciclo de rearme que nos va a llevar a un suicidio colectivo como sociedad.

Sin embargo, la esperanza que tenemos es la de que históricamente las sociedades se han organizado desde la base cuando han tenido lugar graves crisis. La unidad de los trabajadores/as es la esperanza, mientras que políticos y gestores son el obstáculo, para lograr un sistema sanitario verdaderamente democrático y universal, no dirigido por intereses comerciales, que actúe contra los “productores de enfermedad” y establezca como prioritaria la salud colectiva.

lunes, 28 de noviembre de 2022

Algunas consideraciones generales sobre el Programa Autonómico para Extremadura de UED-PSLF.

 

 

1.- Por la Plena Autonomía Política del pueblo de Extremadura, en la necesidad de un Parlamento y un Estatuto de Autonomía que satisfagan las demandas sociales y democráticas, capaz de establecer unas relaciones con los pueblos de España, como pueblos libres e iguales.

 

2.- Extremadura es el ejemplo típico de una sociedad propietarista, según la idea política de que un individuo privado puede poseer títulos de propiedad privada transferibles en un mercado libre.​ Esta sociedad profundamente injusta y desigual está en crisis política y económica. El aspecto dominante, por encima de cualquier otro, de la sociedad extremeña es el del derecho a la gran propiedad de la tierra mantenido por las leyes del Estado (Constitución Monárquica y Estatutos de Autonomía), reforzado y expresado en las políticas de la Unión Europea, de la Política Agraria Común en particular que financia el latifundio).

 

La estructura de la propiedad de la tierra así lo expresa, así como las escasas competencias reales de las que goza en estos momentos el gobiernillo de la Junta de Extremadura y un”parlamentillo” sin poderes en dónde se desarrolla el teatrillo de la democracia.

 

 

2.- Hemos de partir de la base de que las políticas que se imponen al pueblo extremeño vienen en su mayoría establecidas por las normativas de la Unión Europea, y de su todopoderosa comisión sin elección ni control democrático alguno. En un porcentaje mucho menor dichas políticas contra el pueblo extremeño son establecidas por el Gobierno del Estado y sólo una mínima parte, por la Junta de Extremadura.

 

Por ello, en base a esta realidad competencial tenemos que indicar que la autonomía extremeña está siendo secuestrada de sus competencias democráticas naturales, impidiendo, de esta forma el derecho inalienable del pueblo a organizarse democráticamente y a decidir libremente sobre sus asuntos y destinos.

 

 

3.- Por ello, partimos de la necesidad de la Plena Autonomía del Pueblo Extremeño, por la capacidad para satisfacer las demandas sociales y democráticas de las clases explotadas y oprimidas extremeñas.

 

La principal contradicción de la realidad extremeña, tiene como punto de partida la incompatibilidad entre capitalismo y democracia. El capitalismo no es un sistema que pueda vivir armónicamente con la democracia, ni mucho menos. Las sociedades capitalistas, propietaristas, se basan en unas relaciones sociales de producción en donde la democracia se permite siempre que deje vía libre a la explotación laboral y permita a los propietarios de los medios de producción de bienes y servicios obtener y disfrutar de la plusvalía producida por la mayoría social, la clase obrera, propietaria de la fuerza de trabajo. El precio de la reproducción del capital lo pagan las clases trabajadoras con la miseria, la pobreza, el desempleo, la emigración y separación de las familias, etc. Cuando se interrumpe la reproducción del capital y este siente que la democracia no le asegura su estabilidad recurre a las garras del fascismo y propiciando todo tipo de recortes democráticos.

 

En nuestro país, y en concreto en Extremadura conocemos sobradamente este estado de cosas. La prolongación de la monarquía heredada del franquismo nos muestra la evidencian de cuarenta años de régimen autonómico con gobiernos del PSOE y/o del PP, que deben ser tenidos en cuenta, para dar explicación material del continuo abandono de nuestra tierra y de sus hombres y mujeres, y en consecuencia, todo el desencanto actual en las clases explotadas y oprimidas de las políticas de las organizaciones (sindicatos y partidos que hablan en su nombre). Es decir, la desconfianza en un sistema político que soporta la dominación económica de los grandes propietarios de la tierra y de los sectores financieros que concentran las riquezas de quienes trabajan.

 

 

4.- En conclusión, partimos de una exigencia democrática y social, como es la plena autonomía del pueblo extremeño para resolver democráticamente sus asuntos, lo que choca con la legislación y los poderes establecidos a nivel estatal y europeo. Es decir, la misión de nuestras candidaturas y políticas, ya sean autonómicas o municipales, no es otra que   la   de ayudar a los trabajadores del campo y de la ciudad, y sus aliados a tomar el papel de protagonistas, como actores principales de la política e instituciones de gobierno.

 

 

5.- Subrayamos nuestro papel como instigadores e inductores, en este caso, de la plena autonomía basada en la aspiración de que no exista poder establecido por encima de la voluntad del pueblo, y en el caso extremeño en la capacidad para la toma de decisiones acerca de la expropiación de las grandes propiedades latifundistas, por la Reforma Agraria integral, a la vez que ayudamos a romper las cadenas de las dudas económicas y financieras a las que están sometidas las pequeñas y medianas empresas, así como la implementación de otras medidas relacionadas con la vivienda y los servicios públicos.

 

 

6.- Por el pleno empleo y la vuelta a su tierra de los que soportan el exilio económico, la penuria y precariedad. Y ello hace al caso de un Parlamento extremeño, y de un gobierno dependiente de él de carácter soberano para establecer la democracia y luchar contra la desigualdad, capaz de municipalizar el suelo urbano en beneficio de la construcción social necesaria.

 

 

7.- Para nosotros es importante la cuestión social, ligada a la defensa de unos servicios públicos de calidad. Y a ello nos obliga, a vincular en forma adecuada el papel tan determinante que ocupa en la coyuntura actual la guerra y la recesión económica internacional.  Por tanto, reclamamos la nulidad de los acuerdos que fomentan los gastos militares aprobados por exigencia de la OTAN- EEUU, y la retirada de las tropas españolas de la zona de conflicto. Por una intervención del Estado Español en lograr acuerdos de paz que acaben con la guerra y dedicar los gastos militares a fines sociales.

 

 

 8.- El pueblo extremeño para hacer posible sus demandas y aspiraciones necesita estrechar la mano a los trabajadores y pueblos de España para con ellos extender y abrazar una alianza por la democracia, por la soberanía popular, por la toma por parte del estado central de las medidas económicas y financieras que acaben con las desigualdades territoriales y sociales que sufre en buena medida la región extremeña.

 

9.- Somos conscientes de que el régimen autonómico de la monarquía es un intento de dividir y enfrentar a los pueblos. En ese sentido es imprescindible expresar esa determinación a la lucha común, a la solidaridad entre trabajadores y pueblos a través de la campaña que venimos realizando basada en el derecho a decidir de todos. Por un referéndum legal y vinculante que permita a los pueblos decidir entre monarquía y república, y avanzar hacia el socialismo.

 

 

 

jueves, 24 de noviembre de 2022

Los profesionales de la política y los aspirantes a ese título


1.- Los propagandistas del régimen, los profesionales, portavoces de los partidos políticos que gobiernan el sistema, su supervivencia en el ámbito del negocio de la política necesita que los medios de comunicación anuncien los ficticios logros de sus gobiernos. Estos profesionales de la política parece que desconocen las dificultades de muchas familias para vivir; ignoran que con las ayudas sociales que se conceden y los salarios precarios que se pagan, no se pueden pagar los alquileres, la luz, el agua, los alimentos, la compra de la carne o pescado, o sacar adelante y mantener pequeños negocios, etc.  

Desconocen soluciones para las muchas familias que están amenazadas de desahucios y viven con la angustia del pago del alquiler o de la renovación de la renta básica que les cumple en unos días, personas desesperadas de llamar a la seguridad social sin recibir respuesta de cuando les comienzan a pagar la prestación, el subsidio, o el IMV, etc.

 

2. - Los profesionales de la política y algunos medios de comunicación públicos no quieren ver ni escuchar el rumor que se desprende del conjunto de calamidades que sobrevuelan la existencia vital de miles de extremeños y extremeñas, están centrados en resaltar la visibilidad de los triunfos gastronómicos, religiosos, deportivos, culturales, etc. que obtienen quienes parece ser están en la otra orilla, ilustres extremeños y extremeñas que encumbran y resaltan a la región como plataformas que incentivan el negocio del turismo y el patrimonio arquitectónico de nuestra tierra.

 

3. - Los profesionales de la política se codean con los explotadores, especialmente con los propietarios de grandes fábricas y latifundios; no tienen ojos para ver que incumplen los convenios e imponen trabajos de mierda con salarios de miseria y horas extraordinarias a bajo precio; toda la ética está supeditada a las necesidades de producción y al beneficio económico. Pero este desdén hacia la fuerza de trabajo, hacia el obrero, da la impresión que a la sociedad no le importa y pasa desapercibido; lo confirma el político de turno premiando a los explotadores con distinciones honoríficas, y medallas que vienen a destacar su emprendimiento y laboriosidad, toda una farsa y un teatro para engañar al pueblo.

 

4.- Los profesionales de la política en los gobiernos locales o regionales, siguen los mismos criterios de actuación. Así, privatizan todo lo que pueden en base a justificaciones para despistar y confundir al pueblo; en algunos casos, con el ahorro de presupuestos o por la rapidez de ejecución de las obras; en otros, porque al ceder las operaciones de limpieza del municipio a “empresas privadas con calificativos especiales de empleo” se apoya la inserción laboral de las personas con diversidad funcional. La cuestión es que se está beneficiando a las empresas que emplean a estas personas puesto que las contrataciones se hacen por períodos cortos para evitar altas indemnizaciones, disfrutando de bonificaciones en el pago a la seguridad social, y recibiendo subvenciones importantes por cada una de las personas contratadas. Los ayuntamientos no tienen necesidad de privatizar este servicio municipal ya que podrían contratar directamente como algunos municipios han venido haciendo, además de a la gente que está en paro, a personas con diversidad funcional.

viernes, 18 de noviembre de 2022

El control estatal de los grandes medios de producción

 


La nacionalización de las grandes empresas y medios de producción es el único camino para avanzar en la solución al empobrecimiento de la clase trabajadora y la ruina de las pequeñas empresas.

Desde UED-PSLF queremos señalar que es importante la actitud de algunos ayuntamientos subvencionando a los vecinos con pequeñas cantidades económicas para que recurran al comercio local al objeto de brindarles un apoyo para su supervivencia.

Lo que sí queremos poner de manifiesto que estas pequeñas ayudas a la compra, así como otras pequeñas medidas que estén en esta misma dirección son totalmente insuficientes para frenar la caída y cierre de los pequeños negocios locales frente a la extensión y apropiación de los mercados por las grandes superficies.

En un período de crisis como el que estamos sufriendo, se agudiza la competencia entre los capitalistas que siguen todos los mecanismos posibles para recortar los salarios de la clase obrera, a la vez que recurren al Estado para aprovecharse de los fondos públicos. La reproducción ampliada del capital está por delante de cualquier otra circunstancia.

La competencia entre los grandes monopolios introduce la lucha por la máxima productividad con el fin de ganar los mercados con los precios de las mercancías. Por otro lado, los recortes salariales conducen a una disminución de la capacidad de compra de los trabajadores que son la mayoría de la población; la precarización salarial les obliga a buscar los centros de venta en donde las mercancías sean los más baratas posibles.

En muchos casos la actitud de monopolio determina que los precios de ciertas mercancías se eleven artificialmente por encima de su precio real.

Las grandes empresas y superficies con una mayor capacidad de adaptación de precios hunden al comercio local a pesar de las pequeñas ayudas directas o indirectas que reciban de las entidades locales. La concentración y centralización de capitales es un proceso que no tiene freno y que se acelera en estos momentos.

Ante una situación de estas características sólo la actuación del Estado procediendo a la nacionalización y control de las grandes empresas y de todos los grandes medios de producción es el único camino para frenar la caída del nivel de vida, la explotación de las clases trabajadoras y la ruina del pequeño comercio.

sábado, 29 de octubre de 2022

SOBRE LA REDUCCIÓN DEL NÚMERO DE PEONADAS

 



El Consejo de Ministros ha aprobado una nueva reducción del número de peonadas que se requieren para acceder al subsidio y renta agraria en Extremadura desde el 1 de noviembre de 2022 hasta el 30 de Junio del 2023. La cantidad de jornadas cotizadas para acceder a estas prestaciones se rebaja a 10 hasta junio de 2023, pudiendo acceder al cobro durante unos meses de 460 €. Si bien se establecen el cumplimiento de ciertos requisitos según la edad y el tiempo de acceso a la cartilla agrícola. En la exposición de motivos del decreto se indican las razones que llevan a esta reducción de las peonadas. Así, se espera un descenso de la producción de la práctica totalidad de los grupos de cultivos analizados, por fenómenos climatológicos, especialmente en el olivar, cultivo que demanda una gran cantidad de mano de obra. Es por ello que se reduce el número de jornadas de 35 a 10 para que las personas trabajadoras agrarias eventuales, en las Comunidades Autónomas de Andalucía y Extremadura, puedan acogerse al subsidio de desempleo y la renta agraria, dada la afección de esta situación a sus posibilidades de empleo. Además, Esta circunstancia, sumada al evidente impacto que los aranceles internacionales y los problemas ambientales que han afectado a la cosecha de las actividades oleícolas –predominantes precisamente en el territorio de ambas regiones–, justifica sobradamente la necesidad imperiosa e inaplazable de reducir el número de jornadas exigidas para acceder a ambas prestaciones, en línea con lo que en ocasiones similares se ha venido acordando.

No obstante, conviene realizar algunas precisiones:

1.- El inicio del régimen de protección de los trabajadores eventuales compuesto por el Subsidio Agrario, la Renta Agraria y los Planes de Empleo Rural se conforma desde el periodo de la Transición con el objetivo de neutralizar las reivindicaciones que históricamente venían realizando los jornaleros de la Reforma Agraria.

 La irracional y desigual estructura de la propiedad agraria en Andalucía y Extremadura provenía de la reconquista en el período medieval y su mantenimiento posterior a lo largo de los años, lo que ha ocasionado situaciones de enormes desigualdades sociales, explotación brutal con pobreza y miseria de la clase obrera agrícola.

En 2021 se acogieron al subsidio agrario unas 12.259 personas en la comunidad autónoma extremeña, según el IECA, la mayoría mujeres.

2.- Mediante este sistema de protección social se mantienen disponibles jornaleros y jornaleras agrícolas para ser empleados temporalmente por la burguesía agraria en el campo y para otros empleos coyunturales en la hostelería y la construcción.

3.- La reducción de las peonadas para el cobro del subsidio es una medida que deja las cosas tal y como están, aptas para continuar con la sobreexplotación de la clase obrera agrícola en el medio rural, y dando vía libre a que sigan el acaparamiento de la propiedad de la tierra por los latifundistas de toda la vida, la penetración de fondos de inversión extranjeros y nuevos ricos, propietarios de las industrias de transformación de productos hortofrutícolas reconvertidos en terratenientes.

La gran propiedad agraria no ha dejado de crecer. Además de que con este sistema perduran y se reproducen otros problemas asociados como las redes clientelares, la obligación de comprar peonadas, los jornales en negro y la economía sumergida. A pesar de nuestra disconformidad con una medida que acelera e intensificaba las desigualdades sociales en el mundo rural, dada la situación actual de crisis y desempleo, esta reducción de peonadas va a permitir que muchas familias puedan disponer de unos mínimos ingresos para sobrevivir.

 4.- Las Organizaciones sindicales y políticas del reformismo pretenden utilizar esta medida para vender las presuntas bondades del gobierno «de progreso» español y seguir engañando al Pueblo Trabajador Agrario. Les recordamos que el gobierno PSOE-UP no ha ido mucho más allá que gobiernos anteriores que redujeron hasta 20 las peonadas necesarias.

5.-No hay que dejar de entender que la naturaleza de la renta y subsidio agrario suponen un pequeño presupuesto para el estado pero que en el fondo significan y se plantean como una limosna para comprar la paz social en el campo, garantizar la dominación de clase de la burguesía asegurándole mano de obra para las explotaciones agrarias a precio de ganga que fácilmente se acompañan de fenómenos como el trabajo en negro, la compra de firmas, etc.

6.- El remedio a los problemas del proletariado agrario pasa por la Reforma Agraria y por otras medidas imprescindibles para sostener la producción agraria y el mundo rural extremeño, como:

Participación de Extremadura en los beneficios de todas las empresas que operen en nuestra región o vendan aquí sus productos.

Exigencia de preferencia para el consumo de los productos extremeños

Impulso desde el gobierno regional a la formación de cooperativas de trabajadores agrícolas.

Fin de la privatización de las tierras de titularidad pública a través de subastas. 

Cesión de las tierras públicas para su explotación a cooperativas de trabajadores/as.

Política de incremento del patrimonio agrario público extremeño con una partida anual en los presupuestos regionales.

Regulación del derecho de tanteo de la administración pública en las subastas de terrenos agrícolas.

Cesión de las tierras de titularidad pública de cualquier administración a cooperativas asociadas de trabajadores/as. 

Protección del pequeño campesinado de los oligopolios de la comercialización de productos agrarios fomentando la introducción de empresas comercializadoras públicas y precios justos para las cosechas. 

Expropiación de fincas por motivos sociales, infrautilización o cultivos lesivos con el medio ambiente.

Aplicación del Impuesto de Tierras Infrautilizadas (aprobado en la Ley de Reforma Agraria 3/1984 y nunca puesto en práctica).

Diseño y planificación de un proceso de industrialización organizado y dirigido por la Junta de Extremadura acorde con las necesidades del Pueblo Trabajador Extremeño.

 

La manipulación política sobre la base de los datos del paro

 

El PSOE extremeño se ha lanzado a una campaña política apoyado en lo que considera buenas noticias sobre los últimos datos del desempleo en la región, y en las perspectivas de futuro que ofrecen los 1.000 millones de euros de los fondos europeos que según el jefe del ejecutivo regional y la ministra Calviño tiene consolidados Extremadura. Partiendo de estas premisas, destaca su ejecutoria política de gobierno frente a la del PP, puesto que ahora hay un número de parados mucho menor que los que había cuando gobernaba el PP.

La campaña forma parte de una de mayor extensión que van a realizar todas las terminales del poder para contrarrestar las dificultades que está teniendo ya y van a seguir creciendo en un futuro inmediato del sistema capitalista para mantener la cohesión social en el interior del país y a otros niveles extranacionales. Quizás sea necesario tomar como punto de partida el hecho fundamental de que los fondos europeos no son gratuitos, y con ellos hay unos compromisos del gobierno con la UE.

Las crisis de las economías capitalistas, agudizadas por la guerra y la pandemia del COVID, han obligado a los países europeos, organizados en la UE, a la petición de préstamos a los mercados financieros para hacer frente a la crisis.

La mayor parte de los fondos europeos de recuperación y resiliencia están siendo destinados por los estados europeos como ayudas y subvenciones para que las grandes empresas nacionales y multinacionales reorganicen y modernicen sus medios de producción

Para acceder estos préstamos y subvenciones, los gobiernos se han comprometido con la UE a una serie de recortes sociales en materia de pensiones, reformas laborales, reducción de servicios públicos, salarios, etc. Por tanto, los dineros que recibirán las Comunidades Autónomas no van a venir de modo gratuito como una lluvia caída del cielo, ni vienen gracias a las buenas gestiones de nuestro gobierno regional, sino que estos préstamos y ayudas se corresponden con unos compromisos políticos y unas devoluciones dinerarias que antes o después deberemos pagar las clases trabajadoras, a pesar de toda la propaganda mentirosa que se está haciendo sobre los mismos.

En este marco general se encuentra la necesidad de la manipulación propagandística que realiza el PSOE con los datos del paro. Esta tiene un recorrido meramente electoralista, implora el parlamentarismo banal que nunca acabará con la pobreza relativa ni mucho menos con la explotación;  ni ahora ni antes, tanto el gobierno regional del PSOE como el del PP, cuando en su momento lo fue, jamás han estado al servicio de los intereses del pueblo trabajador extremeño. 

1.- En primer lugar, las políticas realizadas para combatir el desempleo regional han sido y son débiles y muy superficiales siempre con fondos públicos sin tocar ni molestar los bolsillos de personas y entidades ricas y poderosas, no atacan las raíces ni las causas estructurales que generan el atraso económico y el elevado paro que padecemos, por tanto, incapaces de responder a coyunturas económicas negativas que se reflejan y arremeten con fuerza en regiones sin una estructura sólida productiva como es la extremeña.

2.-Los gobiernos del PSOE en Extremadura tienen bien poco que destacar en cuanto a lucha contra el paro y el bienestar de la población trabajadora puesto que no han atendido asuntos fundamentales para la población extremeña, ni tampoco han transformado las estructuras productivas, económicas y sociales de la región. No se han preocupado de las construcciones de viviendas, ni de una reforma agraria de apoyo a los agricultores y ganaderos, no hay una planificación económica que apoye a las pequeñas y mediana empresas, ni hay interés en la creación de unas bases para el desarrollo industrial autónomo sin esperar a mecenas que vengan del exterior a resolvernos los problemas, ni tampoco políticas forestales. etc.

3.- La clase obrera extremeña no tiene que agradecer nada al gobierno de VARA que ante tanta precariedad y dificultades económicas se ha limitado a seguir mecánicamente con acciones muy insuficientes para combatir la pobreza y la exclusión social. No se ha pasado de la distribución de pequeñas cantidades de fondos públicos a los ayuntamientos para un raquítico empleo social, ayudas a domicilio de miseria, mínimos vitales, talleres de formativo sin garantías de empleo futuro, gratificaciones al transporte público, etc., En definitiva, son acciones que se han querido vender con mucha publicidad pero que no sobrepasan el carácter caritativo para evitar conflictos, pero sin atacar las raíces y las causas que dan lugar a estos graves problemas que sufre la humanidad trabajadora extremeña.

4.- El gobierno de VARA ha dado por bueno y ha sido sumiso ante todo lo que viene y se decide en Madrid. Ha aceptado sin rechistar los fondos que proceden de los presupuestos del Estado totalmente insuficientes para atender la tan necesaria mejora en cantidad y calidad de los servicios públicos de la sanidad, la educación, los mayores, y los dependientes.

5.-El gobierno socioliberal del PSOE ha seguido mecánicamente la dictadura del capital adoptando normativas económicas y administrativas en buena sintonía con los intereses de las grandes compañías eléctricas y otras grandes empresas que se están apropiando de los recursos naturales de estas tierras. El gobierno del PSOE no sólo mantiene, sino que también ha promocionado entre la población trabajadora una sumisión irracional y alienadora ante los dueños de estas corporaciones explotadoras que lo único que quieren es obtener altos beneficios. El PSOE ha estado impidiendo que las clases trabajadoras dieran el salto desde las políticas reformistas a las revolucionarias.

La experiencia nos dice que cuando alguna gran empresa se instala en nuestros pueblos, favorecidas por las condiciones generadas por el gobierno regional, llevan a cabo una enorme acumulación de capital como resultado de la imposición de una brutal explotación laboral, sin paliativos, sin la menor piedad, ante el silencio absoluto de los sindicatos oficiales del régimen monárquico y con el visto bueno de las instituciones de la Junta y del Estado que no ejecutan control alguno de las condiciones laborales y ambientales. 

6.- Desde UED-PSLF consideramos que ahora al elaborar los presupuestos regionales se tengan en cuenta con carácter prioritario políticas en las que se contemplen: la creación de una Banca Pública, la potenciación cuantitativa y cualitativa de los servicios públicos de la sanidad, la educación, la atención a mayores y dependientes, la construcción urgente de viviendas sociales y la programación de políticas de empleo estables y creadoras de riqueza, así como medidas que den apoyo a pequeñas y medianas empresas regionales y a los agricultores y ganaderos.

 

martes, 25 de octubre de 2022

SOBRE LAS AYUDAS SOCIALES EN LOS PRESUPUESTOS REGIONALES (I)



Una Extremadura Digna-PSLF (UED-PSLF) exige a la Junta de Extremadura y a los partidos políticos de la Asamblea que en los nuevos presupuestos municipales se incrementen las cantidades que las familias extremeñas cobran por la renta de inserción extremeña (renta básica extremeña) y se complementen las cantidades del Ingreso Mínimo Vital hasta llegar al Salario Mínimo Interprofesional. La subida de los precios de los alimentos y combustibles imposibilitan que familias con 500 o 600 euros puedan vivir dignamente. Además, se deben incrementar las cantidades destinadas a los mínimos vitales para que la gente pueda responder a los desorbitados precios de la luz.

Por otro lado, es necesario complementar hasta subir las pensiones, mínimas y no contributivas hasta el salario mínimo interprofesional. Hay personas mayores que están cobrando cantidades ridículas que apenas tienen para alimentarse y viven en situaciones próximas a la miseria.

Las buenas noticias que el presidente de la Junta, Fernández Vara, y la ministra Calviño han dado hace unos días respecto a que tenemos para la región extremeña unas cantidades consolidadas de 1.000 millones de euros, abren perspectivas para mejorar la vida de los extremeños. En todo caso, lo que no deben hacer ni consentir nuestros dirigentes institucionales es que estos dineros sean dirigidos, mediante ayudas y subvenciones, a las grandes empresas que actúan en la región, mientras que los municipios, pequeñas empresas autóctonas y la población trabajadora en general accede a pequeñas migajas que se conceden para taparnos la boca.

jueves, 20 de octubre de 2022

Contra los pactos de colaboración de clase que van contra la población trabajadora.



El acuerdo firmado por el gobierno y los sindicatos CCOO y UGT, sindicatos de la monarquía, es una prueba objetiva más de cómo estas organizaciones sociales siguen a pie juntillas las políticas del reformismo fiel a los intereses de las grandes corporaciones económicas. Detrás de la subida del 9,5 % hasta 2024 se esconde una manipulación clara para vender a la opinión pública y a la clase trabajadora las bondades del gobierno de coalición, cuando la realidad es que en 2022 van a subir sólo el 3,5 % los salarios de los trabajadores de la administración pública frente a un incremento del nivel de vida de aproximadamente el 10 %. En definitiva, que hay una pérdida de más del 6 % de la capacidad de compra de los salarios en el año en curso. Estos acuerdos salariales de los sindicatos de la administración pública, marcan las directrices, indican el ritmo que deben seguir la inmensa mayoría de los convenios laborales.

La inflación es un recurso que utiliza el capital frente al trabajo; es un artilugio que forma parte de la lucha de clases mundial entre el capital y el trabajo; es un proceso destinado a incrementar las ganancias del capital con el manejo de los precios; es un mecanismo para extraer la mayor cantidad dineraria de los ingresos de los sectores populares, sean salarios, jubilaciones, prestaciones, subsidios o las ayudas sociales. Mediante las alzas de los productos básicos de consumo suben los ingresos de una minoría de la población que es la propietaria de los medios de producción de la sociedad: energía, alimentos y otros medios de consumo social.

Los precios de los alimentos y de la energía se han visto afectados muy especialmente por la guerra y las decisiones de la OTAN y la UE. Las sanciones que se han tomado contra Rusia se han vuelto en contra de las poblaciones de los países occidentales. Los organismos financieros internacionales al servicio del imperialismo norteamericano han decidido una subida de los tipos de interés para frenar la inflación galopante. Esta medida política contribuye a la disminución de las inversiones empresariales, a las subidas de los intereses que la gente paga por sus hipotecas y sus préstamos al consumo. Todo genera una bola de nieve que crece y crece desembocando en la subida del desempleo, la caída de los salarios y en general, en unas condiciones laborales mucho más duras y más favorables para la explotación laboral.

En este ambiente hostil a la vida de las clases trabajadoras y sectores populares, él Estado español como buen administrador de los intereses de la burguesía con la colaboración de los sindicatos monárquicos acuerdan la subida salarial mencionada. Los medios de comunicación replican las voces gubernamentales que llaman a la responsabilidad a los trabajadores para que acepten ofertas salariales a la baja, inferiores a los niveles de la inflación, como si ellos fueran los responsables de las subidas de precios.

Los trabajadores y trabajadoras serán los paganos de la crisis si siguen las indicaciones de los sindicatos del régimen monárquico. No queda más remedio que la organización y la movilización para combatir y denunciar los acuerdos de colaboración de clase que conducen a la domesticación y dominación con la que tan conforme y a gusto está la burguesía.

jueves, 13 de octubre de 2022

Necesitamos una fuerza política que detenga la destrucción de fuerzas productivas en nuestra región

 

 

Desde Una Extremadura Digna y el Partido Socialista Libre Federación (UED-PSLF) consideramos prioritario que en la elaboración de los presupuestos regionales se consideren algunos aspectos importantes que resuelvan problemas que muchos extremeños y extremeñas están sufriendo.

Entre otros consideramos:

Que se debe realizar una planificación económica para la creación de las bases para un desarrollo industrial extremeño que tenga por objeto el aprovechamiento industrial de los recursos agrícolas, ganaderos, forestales, hídricos, etc. de nuestra nación dentro del más amplio respecto a la naturaleza.

Es urgente el establecimiento de programas de empleo destinados a la creación de riqueza basados en la mejora y construcción de viviendas sociales, centros educativos, sanitarios, y de atención a mayores y dependientes. A su vez, estos programas de empleo se deben centrar en políticas destinadas al incremento de la producción de alimentos, para lo que se precisan avanzar en medidas políticas que vayan destinadas al aprovechamiento de las tierras improductivas y el control público de los inputs necesarios para la producción agrícola y ganadera.

En cuestiones estrictamente sociales, los presupuestos regionales tienen que recoger el incremento de las cantidades destinadas a las ayudas sociales y que posibiliten unos servicios públicos totalmente gratuitos, así como un aumento de la renta de inserción extremeña (renta básica) y complementar el Ingreso Mínimo Vital hasta el salario mínimo interprofesional.

Hay que superar toda la narrativa del gobierno regional que tiene como fondo la dependencia de inversores y planes Marshall que vengan de fuera, esperando la creación de puestos de trabajo de calidad con buenos salarios que en raras ocasiones cumplen las expectativas.

Mientras tanto, un torbellino está destruyendo implacablemente las condiciones de vida de la clase trabajadora y pensionistas: la CARESTÍA DE LA VIDA.  Se ha disparado el precio de los alimentos, la luz y gas, las hipotecas, los alquileres y todo lo más necesario para vivir y se espera que siga subiendo.

Sin embargo, los gobiernos de la UE, entre ellos el gobierno de coalición PSOE/UP aceptan con todos los honores las decisiones que vienen de Bruselas como es la de subir los tipos de interés, que no vienen a ser otra cosa que darle veneno a un moribundo. Los créditos a las empresas serán más caros y aquellas que no se hundan por este motivo repercutirán esa subida en el coste de sus productos. Decenas de miles de familias se sumarán a las que ya no pueden pagar sus préstamos al consumo y las hipotecas y se verán en la calle.

Este estado de cosas es muy favorable para la Banca. La misma que rescatamos con decenas de miles de millones de dinero público que nunca devolvió. La misma que recibió una buena parte de los Fondos Next Generation de la UE, también públicos y que pagaremos como Deuda.

Además, precisamente cuando las mayores subidas de precio se están produciendo en los alimentos, la agricultura - ya machacada por las políticas de la UE - está en un callejón sin salida como consecuencia de las "políticas verdes".  Esas políticas están acabando con los pequeños y medianos agricultores en beneficio de las grandes multinacionales agroalimentarias y de los grandes latifundistas.

Otro tanto ocurre con las "energías limpias" que como se está viendo son un cuento que sirve para llenar aún más los bolsillos de las multinacionales del sector. Esas empresas (Iberdrola, Repsol, Naturgy) están sembrando el territorio extremeño de placas solares para que tengamos energías renovables. Pero todo es un engaño ya que estas empresas no sólo ganan más dinero que nunca con el precio de la electricidad, también llevan a la miseria a millones de familias; además son las que lideran la "transición energética", recibiendo para ello enormes cantidades de dinero público mediante los Fondos de la UE.

Los gobiernos de la UE, incluido el del PSOE /Unidas Podemos, están tomando decisiones que hunden en la miseria a la clase obrera y a la pequeña y mediana empresa, al tiempo que engordan como nunca los bolsillos de banqueros y grandes empresarios.

La destrucción de empresas (63.000 como pocas en el Estado español y cientos de ellas en nuestra región) está a la orden del día, ruina que seguirá creciendo de forma masiva por impago de créditos, formando parte del "saneamiento" capitalista que se llama "destrucción creativa".

 Desde UED-PSLF queremos hacer un llamamiento a la organización y a la participación, sobre todo a las personas más comprometidas, con mayor conciencia de clase, capaces de valorar la apremiante necesidad de avanzar política y organizativamente en la construcción de la independencia política de la clase obrera.

 

viernes, 7 de octubre de 2022

 


Interesante debate celebrado anoche en la reunión de UED - PSLF en la Casa de la Cultura de Villafranca de los Barros en torno a varios asuntos que se rehúyen por norma general, dado lo que implican y el peligro de exclusión y castigo, en sus diferentes formas, que pueden causar a los que se comprometen en la solidaridad y la justicia. Entre otras algunas de las cuestiones que se debatieron, fueron las siguientes:

1.- Todos los almacenes, las naves, las industrias, han sido creadas gracias a la clase obrera, con su trabajo, con su esfuerzo y sudor. El dinero necesario para comprar los terrenos, los materiales y todos los elementos para la construcción y el funcionamiento de las industrias han salido de la plusvalía apropiada por el empresario, es decir del trabajo no pagado al obrero; de este trabajo no pagado se apropia el dueño de los medios de producción que particularmente los utiliza en su propio beneficio; los fondos proporcionados por el Estado o la comunidad en forma de ayudas, exenciones fiscales y subvenciones que recibe el empresario para montar o incrementar sus industrias proceden de los impuestos que mayoritariamente han pagado los trabajadores, y que han sido recortados de sus salarios.

 

2.-El debate continuó con el hecho de que muchos de los empresarios, ovacionados, premiados y ejemplos de superhombres, condecorados en los espectáculos que se montan exprofeso nuestros dirigentes políticos, son quienes en sus empresas procuran llevar a mínimos los salarios pagados al obrero, no se preocupan de las condiciones de salud en el trabajo de sus empleados, procuran que las horas extras se paguen en dinero negro o si es posible consiguen que se trabaje algunas horas más de las señaladas en el convenio, o bien adoptan mil formas diferentes de saltar los escollos que para ellos supone la tributación al estado por las cotizaciones sociales de sus trabajadores, etc.

 

3.-Ahora la ideología de nuestros políticos, conservadores, liberales y de la ultraderecha, se construye con valores que aún perduran de nuestra historia colonial. Los valores de aquel proyecto imperialista de dominio y explotación de los pueblos dan apoyo y fundamentan muchas de las proclamas que pregonan las derechas, tanto el PSOE, PP, VOX y otros situados en la izquierda progre. La reproducción de valores relacionados con el racismo, la religión, la xenofobia, el nacionalismo de bandera y pulsera arrancaron en el año 1492 cuando el imperialismo español impuso la evangelización de las américas. Este espíritu mesiánico lo hicieron suyo más con miras muchos más amplias y sangrientas los yanquis con la doctrina Monroe en 1823. Estos últimos se siguen considerando como la nación elegida por dios para democratizar y humanizar a los infieles a base de la violencia más brutal y sangrienta.

 

jueves, 6 de octubre de 2022

Sobre las industrias, las reformas fiscales, los presupuestos y las elecciones

 

Desde UED y el PSLF queremos manifestar lo siguiente en relación a lo que se está comentando en los diferentes medios de comunicación sobre la giga factoría a establecer en Navalmoral de la Mata.

Las noticias ponen en duda la financiación pública de esta inversión privada (PERTE) que atañen a la instalación de esta empresa en aquella localidad, lo que de hacerse realidad podría suponer un duro golpe a las ilusiones que el gobiernillo regional del PSOE ha creado en ciertas localidades.

Consideramos que se está poniendo de manifiesto como los famosos fondos europeos para la recuperación de la economía siguen unos criterios políticos que superan el ámbito de las decisiones regionales.  Además, estos fondos están sirviendo para financiar a las grandes empresas, algunas con más ventajas que otras para conseguirlos por su mejor posición en el aparato del estado, muchas de ellas con problemas financieros dada las dificultades para la realización de sus negocios.

Al margen del asunto inicialmente comentado lo que está claro es que los hombres de la Unión Europea están visitando a España controlando y dirigiendo la distribución del dinero, a la vez que insistiendo y presionando al gobierno para que realice reformas muy concretas, como la que ponga las pensiones en manos de las poderosas entidades financieras, condicionando las políticas del gobierno de coalición y de sus terminales regionales.

Consideramos que paralelamente a esta lucha regional por el dinero europeo, nos encontramos con una guerra fiscal inútil entre regiones, una guerra de posiciones que se mueve en el terreno preelectoral, y que sin embargo, en la mayoría de los casos afecta a una fiscalidad que no llega ni al 2 %, pero que en términos políticos prepara el camino a seguir contra la igualdad y la democracia,  con la tendencia a medio plazo a que paguen menos los ricos, las grandes empresas y los bancos, es decir a que paguen menos quienes más tienen.

Los presupuestos generales del Estado están ya presentados y aprobados por el gobierno de coalición, caracterizados por un incremento de los dineros destinados a la industria militar, y con discusiones no resueltas que acabarán dejando sin contenido a la ley de la vivienda, con una reforma fiscal favorable a los que más tienen y con los intentos del ministro Escrivá de recortar las pensiones públicas.

Los presupuestos regionales comienzan a discutirse con el deseo del PSOE de reforzarse electoralmente contando con el apoyo simbólico de Unidas Podemos que dará el consentimiento para su aprobación. Unos presupuestos que no pueden aprobarse sin incrementar las cantidades necesarias para hacer frente a las enormes necesidades en viviendas sociales, ayudas de alquiler, a la creación de empleo público, y a mejorar los servicios públicos como educación, sanidad, dependencia, etc.

Lo que tenemos claro en UED y PSLF es que tanto los presupuestos generales como los regionales deben centrarse en hacer frente a las necesidades ciudadanas. Cuestión totalmente necesaria para frenar y para combatir las tendencias electorales de la población hacia la extrema derecha, tal y como se están poniendo de manifiesto en las elecciones en diversos países europeos y de acuerdo a lo que indican las diferentes encuestas electorales en el estado español.

Los trabajadores y los sectores sociales más pobres votan a los partidos de la extrema derecha o se abstienen por el desencanto y el desamparo que han sufrido durante muchos años de los partidos políticos que han gobernado con políticas de colaboración de clases siguiendo los criterios de la Unión Europea.

Sobre el presidente de la Junta y el XXV Congreso de la Empresa Familiar

 



No sabemos si es la monarquía, el presidente de la Junta de Extremadura o los empresarios quienes necesitan cobertura ideológica que proteja y respalde sus comportamientos con la sociedad y con la clase obrera, de ahí se deriva la celebración y el contenido de la reunión de representantes de la Empresa Familiar en Cáceres.

A pesar de la manipulación informativa y la intensidad de la propaganda sobre este evento empresarial y político resulta difícil esconder la crisis institucional de la Monarquía, así como las cambiantes decisiones del Sr VARA en cuestiones tan importantes como las políticas extractivistas o la inutilidad política de la Junta para resolver problemas de los sectores sociales más depauperados de la sociedad extremeña, a lo que se suman los egoísmos empresariales centrados en la reducción de las políticas fiscales y salariales más que en la creatividad e innovación de la que tanto presumen.

En sintonía con su ideología favorita de quedar bien con todo el mundo, el presidente de la Junta de Extremadura coge en hombros al rey y le sube poco menos que a la gloria del Olimpo, a la vez que atribuye al sector privado la posesión del monopolio de la creación del empleo en la región, idealizando el papel de los dueños de los medios de producción olvidándose de la clase obrera, como productora de los bienes y servicios. El capital y la fuerza de trabajo son los dos polos que conforman la estructura capitalista. En este modo de producción no puede haber el uno sin el otro. Pero a pesar de esto, nos quieren ocultar con su palabrería que la clase obrera es el polo creador de la riqueza; sin esta clase social, cualquier referencia al proceso de producción no tiene sentido alguno.

El Sr VARA se refiere en sus discursos a que se necesita que las empresas ganen y marchen bien para que paguen buenos salarios y haya calidad en el empleo. Consideradas globalmente, en este período de crisis de la acumulación de capital, el propietario de los medios de producción aspira y recurre a la extracción de la mayor plusvalía posible del trabajo del obrero. La plusvalía de la que se apropia el empresario es el trabajo no pagado al obrero, así que a mayor plusvalía menos se paga por la fuerza de trabajo, y mejor marchan los empresarios. La cantidad de dinero que se paga por la mercancía fuerza de trabajo, históricamente considerada, es lo mínimo biológicamente necesario para que el trabajador o trabajadora recupere diariamente la capacidad para seguir trabajando, y para mantener a su familia.

Estamos seguros que el fantasma que sobrevoló sin tocar el suelo en esa reunión de élites, el XXV Congreso de la Empresa Familiar, fue la brutal explotación salarial a la que está sometida la clase obrera extremeña empleada en cualquiera de las diferentes actividades laborales, háblese de la hostelería, industria, el campo, etc. No sólo los salarios son muy bajos, sino que en muchos centros de trabajo difícilmente se respetan las normas que regulan las condiciones ambientales y laborales sean convenios o el propio Estatuto de los Trabajadores. No dudamos de que el ambiente estuvo concentrado en la hipocresía de los discursos pomposos de alabanzas a los empresarios como creadores de riqueza. El sudor obrero se dejó en la papelera a la entrada del recinto en donde los grandes hombres de empresa buscaban soluciones para incrementar sus beneficios.

Como casi siempre el Sr VARA recurrió a la teología que le caracteriza que no es otra que la fe que presupone que para el desarrollo extremeño tienen que venir empresas y mecenas a Extremadura para que se creen empleos de calidad con buenos salarios.  El Sr VARA al frente de una administración pública para nada considera que es el máximo responsable para realizar e impulsar algo tan escaso en la comunidad extremeña como son las inversiones públicas y la promoción de los servicios públicos relacionados con la sanidad, la educación, la dependencia, etc..

El Sr VARA como responsable de las políticas laborales que se practican en Extremadura debería haber expuesto y denunciado ante los empresarios que hay que acabar con los salarios precarios, la sobreexplotación generalizada, la mucha economía sumergida, la no remuneración de las horas extraordinarias como sucede en algunas empresas, y en otros casos, comportamientos empresariales propios del esclavismo o feudalismo; en algunas empresas se está imponiendo a los obreros que las primeras horas no las cobran puesto que se destinarán a pagar las cotizaciones a la seguridad social.

La hipocresía y la falsedad han llegado en nuestra tierra extremeña a tal punto que después de esta reunión de la empresa familiar quien critique a los empresarios será calificado como enemigo del empleo.

Para combatir tantas necedades y mentiras necesitamos urgentemente centrarnos en la construcción de un partido obrero que trabaje por unas administraciones públicas que estén en manos y al servicio de las clases trabajadoras, que sea capaz de denunciar con fuerzas todo  el contenido de las letras de aquella canción del cuervo mentiroso que interpretaba Javier Krahe.

 

miércoles, 5 de octubre de 2022

Por una política independiente para la transformación socialista del Estado



El presidente de la Junta de Extremadura no se cansa de pregonar las posibilidades que ofrece nuestro territorio para que se instalen empresas y se genere un desarrollo y un progreso nunca visto. Estos planteamientos renuncian a políticas propias, y toda la acción de gobierno lo supedita a decisiones fiscales y administrativas para favorecer que vengan inversores que le saquen las castañas del fuego. Insiste y se supedita a la confianza en el sector privado.

El gobierno regional concede pocas posibilidades a lo público, quizás porque las políticas socialdemócratas no pueden recurrir a las ampliaciones de las inversiones públicas ya que son inviables dado el actual marco económico y financiero, en el que convergen con la poca capacidad económica de un Estado endeudado hasta los ojos, y dado que las inversiones del sector privado no tienen mucha confianza para instalarse en nuestra región, entre otras cosas por la crisis actual de la acumulación capitalista.

Por lo que estamos viendo sólo las grandes empresas eléctricas hacen su agosto instalando paneles solares para seguir dominando el control y los precios de la energía eléctrica, a lo que se une  el interés de las industrias extractivas que quieren dar un salto en la industria del litio, para impulsar una nueva ampliación de la reproducción del capital a costa de expandir el consumo de los coches eléctricos, para lo que necesitan apropiarse de los recursos naturales del territorio extremeño.

En todo caso, las directrices presupuestarias del gobierno de Pedro Sánchez se centran en el incremento del militarismo y la industria de las matanzas humanas. A la vez, con el apoyo sindical de CCOO y UGT, se realiza una manipulación informativa para comernos el coco sobre el incremento de los salarios de l@s trabajador@s de la función pública, cuando lo cierto es que van a perder este año más del 6 % de su capacidad adquisitiva. En este orden de cosas, hasta un sindicato como el CSIF se opone al acuerdo salarial firmado entre el gobierno y sus sindicatos.

No obstante, el Estado burgués a pesar de la crisis tan profunda que atraviesa para mantener su hegemonía y para que la gente acepte un modelo político de lo menos malo, a base de propaganda manipuladora de las mentes, nos hace ver su carácter social incrementando algunos gastos sociales, concediendo pequeñas migajas para tapar la boca a quienes luchan por salarios y pensiones públicas, y ciertas reformas fiscales que bajo el paraguas del beneficio a todos sólo benefician a los más ricos y poderosos.

No podemos aceptar un modelo político que quiere ser lo menos malo del capitalismo. El estado actual de cosas pone de manifiesto la necesidad de un programa socialista que defienda la necesidad real de instituciones estatales que trabajen, piensen, y que estén en manos y al servicio de las clases trabajadoras.

Lo que está claro es que tenemos que desarrollar una nueva comprensión de hacer política, que vaya más allá de la comprensión del sentido común, que traspase los límites de las políticas institucionales. Tomando independencia política como principio fundamental, es imprescindible plantear otras formas de hacer política y desarrollar un modelo de militancia que se adapte a ella.

domingo, 2 de octubre de 2022

El reformismo da alas al fascismo


La socialdemocracia, las políticas reformistas que durante tanto tiempo han estado al frente de los gobiernos no han impedido el deterioro de las condiciones de vida de las clases trabajadoras, por más que las actuaciones concretas que han venido realizando y realizan vienen a ser algo que no supera la entrega de pequeñas migajas a la población. Pequeñas concesiones, en muchos casos caritativas sin la capacidad de dar una radical solución a los problemas de explotación y opresión que afectan a las condiciones de vida de los pueblos.

Estos gobiernos socialdemócratas han contribuido a la continua pérdida de derechos de las clases trabajadoras, a ser incapaces de frenar el incremento de la depauperación que alcanza los sectores sociales que sufren la falta de viviendas, la precariedad laboral, la privatización y el socavamiento de los servicios públicos, el abandono de los jóvenes, la entrega de los recursos naturales a las grandes empresas eléctricas, la ruina de los pequeños y medianos agricultores, etc.

El reformismo ha creado partidos que están en la frontera de enfrente y por tanto no sirven para nada a la clase obrera. Buen ejemplo lo tenemos en la actualidad con el PSOE, Podemos Siriza y otros, que huyen de la lucha de clases y renuncian a ser partidos de vanguardia capaz de orientar las luchas de los trabajadores y de los pueblos, partidos imbuidos y más atentos a la personificación de las relaciones sociales de producción, como decía Marx; es decir, algo muy estudiado y fomentado por las élites para dividir y desviar la atención a la lucha contra el sistema globalmente considerado. Se trata de la creación de enemigos concretos que nos alejen de la lucha contra el sistema capitalista en su totalidad. Esto es, el reclamo a culturas populistas que fragmentan al enemigo al que tenemos que enfrentarnos, rehuyen la denuncia del sistema de explotación capitalista, y se centran es aspectos concretos aislados que en su conjunto forman parte y están inscritos en la la irracionalidad del capitalismo. Son las ideas en las que se centra la crítica burguesa sin atreverse a entrar en el nexo de unión de todas ellas, que forman el origen de la cuestión, la lucha de clases. Este campo de acción de las políticas y movimientos reformistas inscritos en la democracia burguesa se centra en los banqueros, los políticos corruptos, el parlamentarismo ineficaz, los monopolios, en una palabra el úso de “la casta” que vale para todo. Es la recuperación de las bases del populismo que se centran y banalizan el feminismo, ecologismo, y otros conceptos con tal de rehuir la lucha de clases como una totalidad que engloba a todos esos movimientos parciales y fragmentados.

En este ambiente nos encontramos con partidos que buscan acuerdos totalmente imposibles para cuadrar el círculo intentando el consenso entre trabajadores y empresarios, el acuerdo entre explotador y explotado, la paz social de los muertos, con una visión ciega en el parlamentarismo, sin tener en cuenta la lucha de clases y sin hurgar para nada en la raíz de la contradicción que es la plusvalía que arranca de la propiedad privada de los medios de producción y el hecho de que la inmensa mayoría de la sociedad depende de un salario que unas veces no puede obtener.

En nuestros días el reformismo convive con el poder económico y cultural y no se atreve a tomar medidas que molesten a la burguesía y que sean comprometedoras para la reproducción ampliada de capital, para la explotación y la propiedad privada de los medios de producción; como hemos mencionado, su ámbito político se reduce a actuaciones relacionadas con la caridad, ecologismo, humos, residuos, y poco más. Los partidos que se llaman socialistas y comunistas han abandonado las ideas políticas que le dieron vida, renunciando a dominar y transformar el aparato del estado para avanzar hacia el socialismo, abandonar al control popular y obrero de los medios de producción.  Estas tareas ya no entran en su ideario, ni en sus programas.

La transformación del aparato del estado no es una tarea fácil. Las lecciones de la historia lo ponen de manifiesto. No es nada fácil, ni mucho menos, que el estado capitalista servidor de los intereses de los ricos, de los banqueros, de los grandes empresarios y arraizado socialmente cambie de manos para colocarse al servicio de los trabajadores y sectores populares. La memoria histórica de los pueblos nos recuerda que las burguesías para mantenerse en la jerarquía social emplean las violencias más extremas, sin importarles el recurso a las matanzas humanas como última trinchera en la que resistir antes que ceder el poder político y económico, y la pérdida del control del aparato del estado. La burguesía jamás entrega amistosamente sus posiciones de poder aceptando la paz y la concordia de unos resultados electorales. El Che, Mao y otros grandes revolucionarios pudieron comprobarlo, y así lo decían, que el poder nace del fusil.

El fascismo crece y se extiende a toda vela porque en la actualidad los trabajadores ven como los resultados son los mismos sean gobiernos de conservadores o liberales que se presentan con las caretas de socialistas; la conclusión final es independiente del voto dado a unos u otros, las cosas no cambian para nada, ni evitan el empeoramiento de sus condiciones laborales, la pérdida de derechos sociales y el empobrecimiento genealizado que afectará a sus hijos que encontrarán mil dificultades para tener unas posibilidades de vida dignas.

Buena parte de la izquierda tiene culpa de que nos hayamos olvidado de lo que son los fascismos, de los masivos crímenes cometidos por el nazismo y  el facismo en Alemania, Italia o España, en el Este de Europa o en la URSS, aunque tampoco se dice nada de los exterminios masivos cometidos por las democracias burguesas en esas fechas y en posteriores períodos de tiempo. La prensa y la mayoría de los historiadores han pasado de puntillas sobre estas historias de dolor y sacrificio. Ya no nos acordamos de los bombardeos sobre Durango y Guernica, sobre Irak y Vietnam o los bombardeos de los nazis sobre Londres, y de los fascistas españoles sobre Madrid o Barcelona. Después las democracias burguesas dieron cobijo y protegieron a miles de nazis expertos en reprimir a los movimientos de lucha contra el fascismo y el nazismo, no conformes los dieron paso a formar parte de las policías nacionales y de los ejércitos como la OTAN. No sólo este tipo de expertos tuvieron aposento en la estructura militar de los países de ocidente, también policías, jueces, maestros educadores, políticos y toda una fauna que había formado parte del monstruo facista. Con el apoyo de la Iglesia Católica y de otras religiones cientos de facistas se libraron de la justicia y pasaron  servir a estados que se llaman democráticos pero que tienen en silencio la semilla de la represión por si en un momento determinado los procesos revolucionarios de las clases explotadas tuviron un florecimiento y pusieran en peligro el gobierno de la burguesía.

Los trabajadores se alejan del sistema político instaurado en la transición puesto que son olvidados por los partidos políticos que mantienen y dan vida al régimen monárquico, consideran que esos partidos son corruptos, que los diputados y senadores, altos cargos y ministros viven estupendamente disfrutando de privilegios, con buenos sueldos, que sólo se preocupan de buscar colocaciones en el aparato del estado a sus dirigentes y militantes. En este ambiente, el triunfo de la ultraderecha, de los fascismos encuentra muchas facilidades. Las clases populares entienden que el fascismo es la alternativa a quienes se han dedicado a construir una sociedad individualista volcada en el consumo y en la ficción del capital, con una cultura idiotizada que venden sistemáticamente las fábricas de mentiras como las televisiones y medios de comunicación, empresas de producción ideológica como las factoría Disney y Hollywood que inundan a todas horas del día y de la noche nuestras pantallas de una cultura autoritaria y alienante.

Lo que debemos tener claro es que nadie nos va a defender del fascismo y su crecimiento electoral. Si alcanzan el triunfo en las urnas darán paso a la puesta en marcha de políticas ultraconservadoras en todas las esferas de la vida particular y social, con ejes fundamentales que aseguren el beneficio al capital y el nacionalismo retrógrado y necesario para el la obtención de la máxima plusvalía. desde la represión a las clases trabajadoras hasta la persecución de lo que es diferente pasando por los inmigrantes.

Ante la pregunta de lo que podemos hacer nosotros está claro que somos débiles no tenemos muchas fuerzas para decidir e influir decisivamente en el tablero político, pero sí podemos hacer lo que nuestras posibilidades nos permitan desde difundir y colaborar en la construcción de un partido obrero y revolucionario que tome los principios de quienes lucharon y crearon un movimiento por la justicia y el socialismo. Por la participación y  la organización.